Händel para flauta dulce:

Tocar las piezas para reloj organizado con 1 ó 2 flautas dulces.  También el solo para violín en  Sol mayor HWV 407 se adapta exactamente a la flauta en Do!

Éstos están contenidos en el tomo IV/19 de la Hallische Händel- Ausgabe (Einzeln überlieferte Instrumentalwerke II). Son los números 25 y 42-60.

Por fin transpuesta para flauta dulce: Edition baroque ha editado la sonata HWV 378 (original en Re para traverso) para flauta dulce en Fa. En esta edición sale atribuída a Weisse, tal y como aparece en la fuente original. Edición: Johann Sigismund Weiss, Sonaten für Blockflöte Band I, edition baroque. Es clasificada como una obra de juventud de Händel, compuesta todavía en Italia. Tercera baja o alta: Después de la transposición nos volvemos a encontrar con el tema de la sonata en Fa Op.1 Nr. 11, pareciéndose incluso más al del movimiento final de la temprana sonata en trio, también en Fa, para dos flautas dulces y contínuo. Para el Op. 1, este tema fue nueva y cuidadosamente trabajado por Händel, para impresionar con su nombre de forma lucrativa más profundamente también a los músicos aficionados. Podría ser que Weiss (o realmente un por ahora desconocido Weisse) haya transpuesto la sonata una tercera hacia abajo para el traverso.

Ya en 1985, Michael Schneider grabó en LP la sonata HWV 358 en Sol mayor con flauta dulce. ¡Una preciosa pieza! Sólo el primer movimiento parece muy violinístico, del mismo modo que Vivaldi pone a prueba a los intérpretes de sopranino en sus conciertos para flautino. Salvo dos pasajes, que pueden tocarse a la octava, la sonata para violín en sol menor HWV 364 se puede tocar con la flauta soprano.

 Echemos un vistazo a la sonata Fitzwilliam en re, que volvemos a encontrar como sonata en si en el Op. 1. Con sus siete movimientos incongruentes parece más bien un zurcido.  ¿Pueden imaginarse a un compositor tan capaz como Händel dudando sobre la línea del bajo en un movimiento tan sencillo como el Andante (variante) descartado de la sonata Fitzwilliam en re? El Andante (en su versión publicada como variante) parece recordarnos algunos pasajes de la suite en si para flauta y cuerdas de Bach. La sensación producida por la melodía con su bajo no deja de quedar algo hueca, como si se tratara del arreglo de un movimiento orquestal. ¿Conocería Bach este zurcido de sonata? Al menos, el Andante de su sonata en si BWV 1030 empieza con un tema muy similar al del Andante (variante). Podríamos imaginarnos a Bach tan enfadado por semejante “bazofia” que en respuesta escribió la mejor obra de cámara para flauta solista que de él conocemos.

 

 Excitante:

Sonatas de Giuseppe Sammartini. En Edition Baroque están apareciendo también las sonatas para flauta de Giuseppe Sammartini, adecuadas por transposición a la flauta dulce. ¡No deben confundirse con sus demasiado convencionales sonatas en trio! Estas sonatas son virtuosas e incluso especialmente originales en su forma, y recuerdan más al Concerto en Fa mayor. Un reto incluso para maestros.

 

 

Arreglos de Martin Grayson de obras de W. F. Bach para flautas dulces. Los duos, originalmente atribuidos a las violas, son preciosos. Su lenguaje es muy parecido al de los seis duos para flautas ya conocidos, y tanto menos son elegidos al repertorio de los intérpretes de viola.  Arreglos de las fugas corales (originales para órgano) para cuarteto de flautas dulces. Averígüelo usted mismo, es todo gratis y cuestión de iniciativa :

http://www.saers.com/recorder/mondrup/Composers/W.F.Bach.php

 

 

 

¿Buscando alternativas a obras contemporáneas?

A parte del repertorio para Czakan (Anton Heberle, Joseph Gelinek) existen obras como la "Russische Zigeunermelodie" de Willi Popp o también „Erster Ungarischer Gesellschaftstanz“, que es una suite de 6 vivas danzas húngaras de Márk Rózsavölgyi (1789-1848). Mientras que el acompañamiento de piano se mantiene fácil, la voz principal de la flauta se mueve virtuosamente en el ámbito de la flauta dulce contralto.